Consejos
¿Cómo prevenir la gripe y los resfriados?

¿Cómo prevenir la gripe y los resfriados?

2021-12-15/

¿Cómo prevenir la gripe y los resfriados?

La distancia de seguridad, el uso generalizado de mascarillas, la ventilación de los espacios interiores y la higiene continuada de manos son algunas de las lecciones que nos ha dejado la pandemia. Pautas que no sólo han contribuido a frenar la transmisión del SARS-CoV-2, sino que también han favorecido que haya un menor número de casos de otras enfermedades como la gripe o los resfriados, tal y como se comprobó durante 2020.

Sin embargo, un menor número de casos de dichas enfermedades puede hacer bajar la inmunidad que cada temporada adquirimos al infectarnos.

Para prepararnos de cara a la nueva temporada es importante conocer en profundidad estas enfermedades infecciosas que cada año, y especialmente durante los meses más fríos, afectan a millones de personas en todo el mundo.


Diferencias entre gripe y resfriado

La principal diferencia entre ambas enfermedades es que, a pesar de sus semejanzas, están provocadas por virus distintos.

Mientras que el resfriado común está causado por varios virus como los rinovirus, los coronavirus, los virus paragripales y los virus sincitiales respiratorios, los virus de la influenza son los responsables de provocar la gripe. Éstos últimos pueden ser de tipo A, B o C, siendo los del primer grupo los causantes de la mayor parte de las epidemias, año tras año.

Los síntomas también pueden dar algunas pistas a la hora de diferenciar ambas enfermedades. En general, los síntomas de la gripe se podrían catalogar como más intensos que los del resfriado común, pudiendo incluir fiebre alta, dolor muscular agudo, dolor de cabeza intenso, así como tos y cansancio,muy pronunciados al inicio.

Más allá de las diferencias, si hay algo que tienen en común la gripe y el resfriado es que por el momento no existe ningún tratamiento específico para la causa de ambas enfermedades, aunque sí tratamientos para combatir sus síntomas.

Y como más vale prevenir que curar, nada mejor que poner en práctica una serie de pautas que impidan el contagio.


Consejos para prevenir la gripe y los resfriados

Cada año la Organización Mundial de la Salud ofrece una serie de pautas con las que prevenir el contagio, protegiéndonos a nosotros mismos y a nuestro entorno. Pautas que tras la pandemia están directamente relacionadas con las mantenidas durante la crisis sanitaria y que se relacionan con la prevención frente a la COVID-19:

  • Estilo de vida: una correcta alimentación, hacer ejercicio de forma regular y mantener una correcta rutina de sueño, favorecerá que nuestro sistema inmunitario se encuentre en plena forma, ayudando a prevenir enfermedades e infecciones.

  • Higiene: si algo hemos aprendido de la pandemia provocada por la COVID-19 es lo importante que es lavarse las manos frecuentemente, con agua y jabón, secando posteriormente con una toalla de un solo uso. En caso de no contar con agua o jabón, las soluciones hidroalcohólicas pueden ser un buen sustituto.

  • Uso de mascarillas: es recomendable el uso de las mascarillas cuando estemos en espacios abiertos en los que no sea posible mantener la distancia física, así como imprescindible en espacios cerrados, procurando en estos casos mantener una buena ventilación.

  • Evitar el contacto con la cara: algo que puede resultar muy complicado pero que es importante ya que, normalmente, los gérmenes suelen acceder al organismo a través de la nariz, la boca o los ojos.

    De tener que hacerlo, es mejor tener a mano un pañuelo desechable o haberse lavado las manos previamente.

  • Distancia de seguridad: fundamental cuando sospechemos que alguien de nuestro entorno ha podido contraer una gripe o un resfriado, pero también cuando sospechemos que somos nosotros los que estemos enfermos. En este caso, la mejor solución será aislarnos en casa.


¿Cómo tratar los síntomas de gripe y resfriados?

A pesar de las medidas de prevención, muchas personas se contagian cada año y un error bastante común suele ser el de hacer uso de antibióticos para el tratamiento de los síntomas de ambas enfermedades. Al estar provocadas por virus, y no por bacterias, este tipo de medicamentos no ayudan a la recuperación. Incluso pueden provocar que el organismo tenga más dificultades para luchar contra infecciones bacterianas en el futuro, ante un uso innecesario.

No obstante sí existen diferentes tipos de tratamientosen función de la sintomatología que se presente.

  • Fiebre y congestión: si padecemos gripe es probable que tengamos fiebre alta mientras que con el resfriado, normalmente, no presentaremos este síntoma o sólo tendremos algunas décimas.

    En caso de presentar fiebre alta por gripe, puede ser efectivo hacer uso de soluciones que asocien el paracetamol (analgésico que disminuye el dolor y la fiebre), con otros principios que aborden otros síntomas como la clorfenamina (antihistamínico que alivia la secreción nasal), y la fenilefrina (que actúa reduciendo la congestión nasal).

    Además, también existen tratamientosindicados para el alivio local y temporal de la congestión nasal como aquellos que contienen oximetazolina. Éstos producen la constricción de los vasos sanguíneos a nivel local, descongestionando la mucosa nasal.

  • Tos: frecuente en ambas enfermedades, suele presentarse al inicio en el caso de la gripe, siendo en el resfriado de carácter más seco.

    En estos casos existen antitusígenos, como los que contienen dextrometorfano, que inhiben el reflejo de la tos. Están recomendados para el tratamiento sintomático de la tos que no vaya acompañada de expectoración.

  • Secreción nasal: más frecuente en el resfriado que en la gripe, la mucosidad suele presentar la apariencia de un fluido claro y acuoso que posteriormente se suele transformar en un moco espeso, persistente e incluso purulento.

    Para combatir sus molestias puede resultar de utilidad hacer uso de descongestivos nasales como aguas de mar para realizar lavados nasales. El agua marina restaura la hidratación natural de la nariz y facilita la acción de tratamientos nasales específicos, mejorando su efectividad en caso de ser necesarios. Además, los productos que contienen en su composición ácido hialurónico y aloe vera, generan una película hidratante y permiten conservar la permeabilidad de la mucosa nasal.

Estos productos están disponibles en farmacias, donde podrán aconsejarte sobre su uso. El farmacéutico,como profesional sanitario,es quién podrá encontrar la solución que mejor se adapte a tus síntomas y necesidades. No obstante, si el problema persiste, es recomendable solicitar atención médica.



Bibliografía

  1. García González, Javier Nicolás. Gripe. CUN. [Internet] [consultado el 20/08/2021] Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/gripe

  2. Ángela Bosch. Cuidado y tratamiento del resfriado. Revista Offfarm.Elsevier. [Internet] [consultado el 20/08/2021] Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-cuidado-tratamiento-del-resfriado-13054399

  3. El resfriado común: protéjase y proteja a los demás. CDC. [Internet] [consultado el 20/08/2021] Disponible en: https://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/Rinovirus/

  4. Cuidados del catarro. CUN. [Internet] [consultado el 20/08/2021] Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/cuidados-casa/cuidados-catarro-comun

  5. Science conversation. Episode #59 - Flu & COVID-19. WHO. [Internet] 2021 [consultado el 26/10/2021] Disponible en: https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/media-resources/science-in-5/episode-59---flu-covid-19

Últimos artículos

Configuración de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el seguimiento, análisis y funcionamiento de la web a través del análisis de sus hábitos de navegación. Puede configurar sus preferencias para rechazar o aceptar nuestras cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Sin ellas puede haber problemas en la correcta visualización de la página web.

Cookies analíticas

Son utilizadas para realizar el seguimiento sobre el motor de búsqueda desde el que se ha visitado la web y qué términos de búsqueda se utilizaron para encontrarlo, calculan el tiempo pasado en la web en cada sesión y el número de veces que el usuario ha visitado la página.