Consejos
Malestar general: A qué se debe y cómo combatirlo

Malestar general: A qué se debe y cómo combatirlo

2023-02-13/

Malestar general: a qué se debe y cómo combatirlo

El malestar general es algo que se puede padecer con relativa frecuencia a lo largo de una vida ya que su origen puede deberse a muchos factores.

Por eso es importante conocer las razones que pueden ocasionarlo para poder tomar las medidas adecuadas y proporcionar a los profesionales sanitarios información precisa que contribuya a establecer un diagnóstico y tratamiento adecuados, en caso de que sea necesario.


¿Qué es el malestar general?

A grandes rasgos se podría definir como la sensación de no sentirse bien en la que se experimenta molestia, debilidad y sensación de enfermedad en general. Una sensación que puede aparecer repentinamente, pero también de forma gradual y persistente en el tiempo.

Normalmente suele ir acompañada de fatiga, es decir, agotamiento, sensación de cansancio o letargo. De ahí que sea fácil confundir ambos términos.

En cuanto a la causas, son muchas las razones por las que se puede experimentar malestar general. Desde trastornos sanguíneos o psiquiátricos, hasta enfermedades metabólicas, cardiopulmonares o infecciosas. [1]

Cualquier alteración que sufra el organismo, desde una lesión, un traumatismo o una enfermedad, puede ser causa de malestar general.


Diagnóstico y tratamiento del malestar general

El malestar general no es una enfermedad en sí misma. De ahí que tanto el diagnóstico como el tratamiento se centren en abordar la causa que desencadena dicho malestar.

Para determinar la causa del malestar será importante atender a aspectos como [2]:

  • Las características del malestar como cuándo apareció, si se trata de una sensación reciente, o es algo constante y persistente.
  • Frente a la sensación de humedad propia de la tos productiva, la tos seca se caracteriza por la aparición de molestias como picores, dolor o irritación de garganta.
  • Otros síntomas que se estén experimentando al mismo tiempo.
  • Datos personales y médicos como viajes recientes, consumo de determinadas sustancias, cuadros clínicos previos...

Esta información será de gran ayuda para que los profesionales sanitarios puedan establecer un correcto diagnóstico y asignar el tratamiento más adecuado en cada caso. Para ello, en ciertas ocasiones podría ser necesario realizar un examen físico y pruebas médicas que faciliten esa labor.

En cualquier caso siempre se pueden tomar ciertas medidas que contribuyan a minimizar las molestias del malestar general como controlar el estrés, mantener una dieta saludable y descansar lo máximo posible.


Malestar general en gripe y resfriados

Como se comentaba anteriormente, una de las causas del malestar general pueden ser las enfermedades infecciosas como las que afectan al aparato respiratorio.

De éstas, el 80 % están provocadas por virus siendo los más comunes los de la gripe y los resfriados (estos causan alrededor del 50 % de todas las infecciones respiratorias agudas). [3]

Ambas enfermedades presentan una sintomatología muy parecida como dolores de garganta, cabeza, musculares o articulares, fiebre, congestión nasal, estornudos y tos. La principal diferencia radica en la intensidad de esos síntomas.

Así por ejemplo, en el caso del malestar general, se trata de un síntoma más característico de la gripe que del resfriado y acostumbra a ser más fuerte al inicio además de tener una mayor duración. En el caso del resfriado, no suele ser tan común presentar este síntoma y, de aparecer, su intensidad es menor.

Para combatirlo, lo ideal será guardar reposo en cama y llevar a cabo una serie de pautas como hidratarse con frecuencia; ingerir alimentos de fácil digestión como zumos, caldos, purés o yogur; y abstenerse de fumar y tomar sustancias estimulantes.

En cuanto al tratamiento farmacológico, es importante tener en cuenta que no se deben tomar antibióticos sin contar con prescripción médica. Su objetivo es combatir las infecciones causadas por bacterias y no aquellas provocadas por virus, como es el caso de la gripe y los resfriados.

En su lugar, los preparados antigripales contribuyen a aliviar las molestias propias de la enfermedad como el dolor leve o moderado, la fiebre, la congestión o la secreción nasal, combatiendo así la molesta sensación de malestar general.

Entre estos se incluyen aquellos compuestos por paracetamol (analgésico que disminuye el dolor y la fiebre), clorfenamina (antihistamínico que alivia la secreción nasal) y fenilefrina (que actúa reduciendo la congestión nasal).

El farmacéutico, como profesional sanitario, podrá aconsejarte sobre su uso y encontrar la solución que mejor se adapte a tus síntomas y necesidades.

No obstante, si el problema persiste, es recomendable solicitar atención médica.



Bibliografía

  1. Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Malestar General. MedLinePlus. [Internet] 2021 [Consultado el 27/12/2022]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003089.htm

  2. Krista O'Connell. What Causes Malaise? HealthLine. . [Internet] 2019[Consultado el 27/12/2022]. Disponible en: https://www.healthline.com/health/malaise

  3. Consejos para prevenir, tratar y diferenciar la gripe del resfriado. Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria. [Internet] 2010 [Consultado el 27/12/2022]. Disponible en: https://www.sefac.org/sites/default/files/sefac2010/private/documentos_sefac/documentos/Ficha_ResfriadoGripeMOD_NOPERSV.pdf

Últimos artículos

Configuración de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el seguimiento, análisis y funcionamiento de la web a través del análisis de sus hábitos de navegación. Puede configurar sus preferencias para rechazar o aceptar nuestras cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Sin ellas puede haber problemas en la correcta visualización de la página web.

Cookies analíticas

Son utilizadas para realizar el seguimiento sobre el motor de búsqueda desde el que se ha visitado la web y qué términos de búsqueda se utilizaron para encontrarlo, calculan el tiempo pasado en la web en cada sesión y el número de veces que el usuario ha visitado la página.